canciones l historia l ediciones l presentacionesescuela x escuela l yuelze org l contacto l facebook  inicio

 

 

       Lo que realmente hace la diferencia entre los países, es la calidad en la actitud de su gente. 
El grado de dignidad que tiene la población, está ligado a la cultura y el conocimiento. El país crece, cuando lo 
hacemos cada uno de nosotros, aprendiendo más, sobre la organización social, para participar, decidir o reclamar 
lo que es más digno o tiene más calidad, para defendernos del abuso empresario, de la corrupción de funcionarios 
y otros que nos traicionan negociando lo que es de todos, como los recursos naturales. En una sociedad que 
                       en general, valora más el dinero que la cultura o la vida, o la fama a cualquier precio, se hace muy 
                       difícil sobrevivir como un auténtico artista. Pero, hay miles de artistas independientes haciendo un 
                       maravilloso trabajo de hormiga, en pequeños teatros, bares o en las calles, mientras que algunos 
                       canales de televisión,  arruinan nuestra cultura, despreciando a la población con propuestas baratas, 
                       publicidades idiotas y "promos que no te podés  perder".
                           El rock argentino:
                       Es innegable que el rock, es un puente de comunicación entre los jóvenes de      
                       diferentes culturas. Es actual, rico en propuestas, universal, espontáneo y abierto. 
                       El “rock argentino” (algunos muy extranjerizantes), ya está incorporado a la 
cultura nacional, con talentosos autores y maravillosas canciones. También, por ser un buen 
negocio, se contaminó con "empre-mercenarios" que nunca entendieron su espíritu original, y que 
tampoco entienden ni atienden la calidad artística, ni al patrimonio cultural. Sólo producen “lo que 
se vende”. Fabrican "famosos" con difusión publicitaria como cualquier otro producto del mercado. 
De la enorme la cantidad de grupos y bandas, algunos corren detrás del mercado y la fama, mientras otros,
“subterráneos", independientes, buscan calidad, haciendo cultura y arte genuino. 
     Desde nuestro inicio con los pioneros del "rock nacional" (hace ya 40 años) alentamos al rock nacional, 
defendiendo la identidad local y la originalidad en la creación, condición del verdadero arte. 
     La prueba que permite distinguir entre arte y moda, es la permanencia en el tiempo, que hoy se ve en la 
recuperación que hacen los jóvenes, de artistas que tuvieron su mayor vigencia varias décadas atrás.
     Hoy, tenemos que volver a ese espíritu del "rock original", que para muchos de nosotros, es comprender
que existen valores más importantes que el dinero (por ejemplo, de qué forma ganarlo o qué consecuencias 
tiene lo que hacemos). Es sencillamente, juntarnos, relacionarnos, organizarnos y trabajar en la problemática 
de todo artista, que es llegar a más cantidad de personas, sin competencia entre nosotros.
    Una opción diferente de entretenimiento a la que hoy proponen los mercaderes de la estupidez, con sus 
leyes del mercado, su publicidad, sus concursos, sus promociones y su muy poca cultura, haciendo de los 
artistas un "producto", de la misma forma que si fueran un detergente, una gaseosa, un teléfono o una cerveza...